#UNMUNDORARO

Tengo un sentimiento vagabundo…

Tengo un sentimiento vagabundo, de esos que no tienen casa, de esos que el mundo entero es su hogar…

Un sentimiento que tuvo la soberbia de creerse dueño de tus sonrisas y que lloró a carcajadas cuando supo que nunca las tuvo…

Uno de esos sentimientos que entendió todo cuando ya no había nada que entender, que no siente la necesidad de explicar, que prefiere reescribir que borrar…

Un sentimiento que un día decidió guardar silencio y se le olvidó dónde lo guardó…

Un sentimiento que camina descalzo, que le gusta ver llover, que sabe escuchar al silencio…

Tengo un sentimiento vagabundo que le gusta dejarse crecer las pasiones, que ya compró todas las mentiras que necesitaba y que regaló todos sus miedos…

Un sentimiento que se quedó sin viento, sin cielo, pero que nunca ha perdido sus alas…

Un sentimiento que sigue creyendo en la Magia, aunque ya se sepa todos los trucos…

Un sentimiento que no se cansa de caminar, de buscar, de intentar, de creer, uno de esos que les gusta vivir y amar sin leer el instructivo…

Tengo un sentimiento vagabundo, que dejó la herida abierta… Cuando se marchó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Artículos