#UNMUNDORARO

Soy un inadaptado

Por lo general, el instinto de supervivencia no repara en realizar lo que
sea necesario para sobrevivir dentro del medio en el que nos desarrollamos diariamente, y esto va mucho más allá del plano “físico”, pues la necesidad de conservación se extiende al plano laboral, social, económico y hasta sentimental.
Por mantener un empleo, un negocio, un status, una relación, muchos hacen lo que se tenga que hacer, aunque eso implique adormecer sus conciencias y/o enmascarar su personalidad.
Como ya había comentado, a percepción de este su humilde servidor, como sociedad estamos tan mal que el camino correcto va contracorriente, por lo que, entendible pero lamentablemente, muchos se han adaptado a la corriente que el colectivo social, la educación manipulada, el sistema y la religión han establecido a pospelo. Pero esa “sumisión” ante un derrotero ya trazado por otros no es por
convicción, sino por miedo, por necesidad, por simple y llana resistencia a perder, en ocasiones, todo.
En un principio, este proceso de adaptación “voluntaria” puede causar cierta resistencia, dolor, inestabilidad emocional, empero, a medida que el tiempo va pasando, la resistencia es mínima, el dolor soportable y la inestabilidad controlable.
Dentro este tenor, el individuo que, inocentemente, trata de mantenerse congruente, termina pagando un precio incongruentemente alto por tal osadía, ya que por muy bizarro que parezca, estar en contra de la tranza y la corrupción te
cierra muchas oportunidades de negocio, el ser claridoso al hablar limita tus conversaciones, mostrar tu vulnerabilidad en un acto de fortaleza te convierte en presa fácil de los débiles, sostener tu palabra te genera grandes pérdidas, exigirle a nuestro gobierno resultados te etiqueta como un sujeto problemático, expresar tus emociones, sentimientos y pasiones ahuyenta a quienes en, muchas
ocasiones, deseas cerca.
En fin, sin duda alguna, este es Un Mundo Raro y, como pueden darse cuenta, soy un inadaptado… ¿Y tú?

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Artículos