#UNMUNDORARO

Siéntelo, Créelo, Créalo…

Siéntelo…

Una cosa es abrir los ojos y otra, muy diferente… Despertar.

Todo sucedió en la noche, cuando un Sentimiento transgresor lo despertó de golpe. Su corazón estaba inquieto, acelerado, la razón lo perseguía y no se dejaba atrapar.

Una vez más, invadía sus sueños, aunque estuviera dormido, no lo podía controlar, no se podía defender, sin duda era muy fuerte, muy poderoso, pero…

¿Sería real, sería posible…?

No lo sabía… Pero lo Sentía.

Créelo…

Ya sabía que las reglas del universo muy pocas veces, muuuuy pocas, casi nunca, son compatibles con las reglas de la sociedad y las religiones

Así que, no existía mayor explicación, simplemente… Tenían que suceder.

El Sentimiento se convirtió en creencia y supo que tenía que ser congruente, ya que era cierto, existía, era ya una realidad, aunque aún no sucediera.

Era el presente, el momento en que todas las oportunidades convergen, y si el destino se había confundido, tenía que mostrarle el camino correcto, así qué… Todo dependía de él.

Créalo… 

Una Alma sana es una Alma completa, con todos sus matices. Con su luz y con su sombra, con su humanidad, su sexualidad, su sortilegio, su sensibilidad. Todo es parte de nuestro complejo y mágico rompecabezas espiritual. Negar de una de nuestras facetas es negar nuestra propia naturaleza…

-Deja de hacerte pendejo… – Se dijo

-Hazlo, así, con miedo… Como los valientes. – Se motivó

Se levantó, tomó su celular, respiró profundo, exhaló lento… Y la llamó.

#SiénteloCréeloCréalo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

4 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Artículos