#UNMUNDORARO

Si no vas… No vayas.

No sueño con lograr lo que todo mundo sueña, sueño con lograr lo que nadie ha soñado…

Mis pasos siempre han sido guiados por un optimismo prepotente que me han llevado por derroteros cundidos de enseñanza y retos.

No soy hombre de religión, empero, siento, y por lo tanto creo, que somos parte de algo muy grande y que es necesario estar en armonía con el universo para fluir y crear junto con él. Siento también que para entender esto hay que abrir más el corazón que los ojos y ser congruentes con nosotros mismos, con lo que sentimos, pensamos, deseamos, con lo que somos. 

Nadie puede escapar de su propia personalidad y no hay nada más desgastante que estar en constate batalla con nuestras propias pasiones y deseos.

Las ideas definen nuestra personalidad, las acciones nuestro carácter…

La creatividad, así como las oportunidades, surgen cuando nos atrevemos a desquiciar y modificar el supuesto orden establecido por el miedo… Y cuando nos atrevemos, no a todos les gusta, no todos se sienten cómodos, muchos se sienten amenazados.  Entonces, los perros se pondrán a ladrar, incluso, llegarán morder, pero lo único que lograrán será afilarse los colmillos con el acero de tu espíritu.

Detente un momento, respira, cierra los ojos, escúchate, ve dónde estás, ve a dónde quieres llegar y lánzate por el camino que siempre has querido tomar.

Pero ten en cuenta que, si no vas por todo, mejor no vayas por nada

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Artículos