#UNMUNDORARO

Las utopías están en el horizonte, son el eterno paisaje. Por más que se adelante nunca se alcanzan, siempre son la meta, el destino...
Madurar, quizá, simplemente sea poder sentarse a ver como todo se rompe. Y brindar por ello, mientras, sin entender… Aceptas
─ ¿Te sientes bien? ─ No Mucho… ─ ¿Qué pasa? ─ Una alergia que me anda jodiendo mucho últimamente… ─ ¿Al polvo? ─ A la realidad…
El ambiente estaba cargado de salaz complicidad e impregnado del ventajoso anonimato de la muchedumbre, un complot pasional se sazonaba a gusto y beneficio de los amantes que, ante la vista de todos los invitados no eran nada, pero, a solas, eran todo.
Quisimos cambiar al mundo, pero el mundo nos cambió, nos pidió un respiro, nos mandó un ultimátum y nos encerró en nuestras casas.
Desnudo, sobre una cama que no era suya, con el alma zarandeada y el cuerpo exhausto tras un furtivo encuentro de pasión salvaje, observaba, aletargado,