Month: mayo 2020

Sentado en la Luna, un Deseo clandestino, con la estúpida manía de necesitar a quien no te necesita, esperaba una señal que, inocentemente pidió...
Quiero creer en la Magia, le dije, y, en ese momento… Desapareció. Con toda la imprudencia que brinda el deseo desatado por una mujer, me aventuré a ese lugar enigmático...
Se metieron en mi mente, me robaron mi más maravilloso sueño, mi pasión más intensa, mis fantasías más atrevidas, después,ocuparon todo eso para crearte…
La lluvia deshacía el fino manto de tranquilidad que cubría a su recuerdo. Estacionado a la vuelta de su casa, esperaba por ella. Después de mucho, me concedió el vernos...
Una Musa que era un Sueño y un Demonio que era realidad, se amaban… Jugaban a que todo era posible. Y jugaban bonito, sin reglas, sin...
Frente a mí… Desnuda, de cuerpo y alma. Húmeda, de piel y ganas. El deseo me lo pedía, me lo exigía, mi mente lo creaba, el corazón me lo susurraba…
El sol se marchaba, pero antes, se colaba furtivamente por el ventanal lamiendo los últimos rezagos de corduraque me quedaban. Anocheció lentamente, mientras la esperaba...
Afortunadamente,mi capacidad de asombro sigue intacta, gracias a la discapacidad emocional de algunas personas. Es increíble, y en parte doloroso...
Que seamos, que sucedamos, aunque nunca podamos confesarlo... No hay nada más excitante que la complicidad de una mirada, de un silencio, de un sueño, de una pasión…
Las Musas húmedas, los Demonios sedientos… Tus piernas en mis hombros, mis manos en tus nalgas, mi boca en tus labios…